El Epitafio que no se escribió de María Elena Haro Cisneros

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Por: Ing. Edgar G. Valverde Silva

En el reino de las letras

y en el templo del amor,

honor póstumo a MARIEL

mujer de principio y valor.

Con la pluma y el papel

educaste con pasión;

tú vida lejos de ser vana

es faro de inspiración.

Una vida sin malicia,

con actos llenos de amor,

compartidos en el tiempo,

cualidades de un escritor.

Traspasaste el umbral,

la vida te concedió partir;

dejando en el recuerdo,

gratitud por tu existir.

Las musas hoy te acompañan,

en tu viaje celestial,

y en nuestras mentes danzas,

con tu legado sin final.

Descansa en paz, querida MARIEL

tu obra aquí seguirá,

como semillas en la brisa,

que nuevas flores darán.

DM DE QUITO 12/06/2024

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email