La Fuerza Pública sigue tratando de contrarrestar las manifestaciones que ganaron fuerza en la capital del Ecuador.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Muerte, heridos y daños tras los 12 días de manifestaciones

Represión
Los manifestantes no paran con los enfrentamientos con la Policía Nacional y Fuerzas Armadas. (Teleamazonas)

El presidente de la República del Ecuador, Guillermo Lasso, tras una cadena nacional en los medios de comunicación, mencionó que aún no hay un diálogo, ya que al parecer el objetivo de esta manifestación sería el derrocar el Gobierno.

El Primer Mandatario sostuvo que la violencia reportada el jueves 23 y viernes 24, así como las declaraciones públicas del líder de la Conaie, Leonidas Iza, evidencian que: “la intención real del es el derrocamiento del Gobierno”. “Esto nos deja claro que él nunca quiso resolver una agenda en beneficio de los pueblos y nacionalidades indígenas; lo único que buscaba era engañar a sus bases y usurpar el Gobierno legalmente constituido. El señor Iza ya no puede controlar la situación. La violencia perpetrada por criminales infiltrados se le fue de las manos”, dijo Lasso, quien también citó que: “Lasso agregó que llamar a una manifestación sin diálogo es irresponsable pues se infiltrarían “grupos de vándalos” que “también” buscan desestabilizar al Gobierno.”

La violencia ha ido escalando a medida que continúa el paro nacional. Hasta ahora tres personas han fallecido, hay centenares de heridos y las pérdidas económicas y materiales se cuentan ya por millones. El día 12 de protestas transcurre en medio del silencio de los dirigentes del paro nacional respecto a la posibilidad de diálogo y los intentos de la bancada correísta de articular la destitución del presidente desde la Asamblea Nacional. Esto luego de una convulsionada jornada, que empezó con la entrega simbólica de la Casa de la Cultura al movimiento indígena como gesto del Ejecutivo para empezar los diálogos que pongan fin al paro, pero degeneró en una de las jornadas más violentas del paro. Cientos de manifestantes de Salcedo, Pujilí y Saquisilí llegaron a Latacunga con la advertencia de que se tomarán la Gobernación de Cotopaxi si las autoridades no acceden al diálogo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí