Lasso posterga la reestructuración de la cúpula de la Policía

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

INESTABILIDAD POLÍCIAL

El Presidente anunció la baja de dos generales y dio un plazo al comandante para la captura del principal sospechoso del femicidio de Belén Bernal.

El presidente Guillermo Lasso y su esposa reciben el saludo protocolar de los oficiales de la cúpula policial, el 26 de septiembre de 2022, en la Escuela Superior de Policía. / Primicias ec

Ninguna de esas dos medidas se ha hecho efectiva y la anunciada reestructuración policial no se concreta. Tras el hallazgo del cuerpo de María Belén Bernal, asesinada en la Escuela Superior de Policía (ESP), el presidente Guillermo Lasso anunció una reestructuración en la cúpula policial. Este cambio, supuestamente, inició con la destitución de dos generales. El Presidente dio plazo de una semana a Fausto Salinas, comandante General de la Policía, para que capture al teniente Germán Cáceres, esposo de la víctima e instructor de la Escuela Superior de Policía.

Todo eso, mientras pedía al mando policial y a casi 300 oficiales su baja firmada por adelantado. Tras una evaluación, el Presidente decidiría quiénes continuarían en la Policía. Han pasado 10 días desde esos anuncios y ninguno se ha cumplido. La mañana del lunes 3 de octubre de 2022, el ministro del Interior, Juan Zapata, dijo en una entrevista televisiva que en las siguientes horas el Presidente haría un anuncio sobre el futuro de Salinas. Horas más tarde, el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, confirmó que el Comandante General de Policía se mantendrá en el cargo por el momento, ya que “no queremos afectar los procesos que están en marcha”. En horas de la noche, el presidente Lasso dijo que “sí, hay plazos que se deben cumplir, si no aplicaremos las decisiones disciplinarias que la circunstancia exige “. La Policía sigue buscando al teniente Cáceres, aunque ya sin plazos de por medio. “Esperamos que la captura, sea vivo “, dijo el presidente.

Pocos generales en la Policía

La estabilidad de la Policía Nacional es la razón que, según Zapata y Jiménez, ha hecho que el presidente Lasso postergue la reestructuración. Además, al interior de la Policía Nacional, hay poca disponibilidad de generales que puedan ocupar los cargos que quedarían vacantes si toda, o parte de la cúpula, sale de la institución. En la Policía hay 19 generales en servicio activo y el Alto Mando tiene 19 puestos. Pero, para que el siguiente grupo de oficiales ascienda a ese rango hay que esperar hasta 2025. Las normas internas de la Policía establecen que para que un coronel, siguiente en la línea de sucesión, ascienda a general, debe tener cinco años con ese rango. En este momento solo hay coroneles con dos años de antigüedad. Otro aspecto que complica una renovación total de la cúpula es el nombramiento de un nuevo Comandante General. La designación es de facultad exclusiva del presidente Guillermo Lasso y se escoge entre ternas. / Primicias ec

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí