Un boleto para apoyar el arte y sus estudios

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

SOCIAL

Llegó bajo el brazo con una réplica de la famosa pintura “La última cena” del afamado pintor italiano Leonardo da Vinci.

Arte
Juan Sánchez dice admirar la obra del italiano Leonardo da Vinci, espera poder seguir sus estudios universitarios y realizar algún día su propia exposición.

Juan Sánchez empezó a pintar “en serio” a los 18 años de edad, es decir asiste desde joven a la Escuela de Artes Estéticas de la Casa de la Cultura “Benjamín Carrión Núcleo de Tungurahua. Toda mi vida, desde que tengo uso de razón, me ha gustado la pintura y ahora quiero ser un gran artista como Leonardo (da Vinci)”. La última cena es una pintura mural original de Leonardo da Vinci ejecutada entre 1495 y 1498. ​​ Se encuentra en la pared sobre la que se pintó originalmente, en el refectorio del convento dominico de Santa Maria delle Grazie, en Milán, ​ declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1980. ​Una réplica de 1.40 m. por 95 cms., la realizó Juan Sánchez, con el fin de conseguir dinero para sus estudios universitarios, a sus 25 años de edad espera incursionar en temas de ilustración, diseño gráfico, en el cine y algún día crear un video juego. La réplica de la “Ultima cena” se exhibe al ingreso de la Casa de la Cultura y quien desee apoya a este joven talentoso, puede hacerlo comprando un boleto para la rifa del cuadro que se realizará este próximo 12 de agosto. Leonardo da Vinci nació en 1452.6​ A los 14 años entró en el prestigioso taller del pintor florentino Andrea del Verrocchio, donde estudió junto a Sandro Botticelli y Pietro Perugino.​ Desarrolló el estudio de las matemáticas, la geometría, la perspectiva y todas las ciencias de la observación del medio natural, las cuales se consideraban indispensables en la época. Como educación complementaria, también estudió arquitectura e ingeniería. ​ Leonardo fue un humanista renacentista, destacado en múltiples disciplinas. Sirvió a personas tan distintas e influyentes como Lorenzo de Médici, Ludovico Sforza, a los soberanos de Mantua (Francisco II Gonzaga e Isabel de Este) y al rey Francisco I de Francia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí