Ya suman cinco futbolistas a quienes las tragedias viales les frenaron su carrera

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Hace 26 años, la hinchada futbolera quedó consternada por el trágico deceso del ‘frentón’, como se lo llamaba al delantero del Barcelona S. C., Carlos Muñoz Martínez, quien se accidentó en el trayecto Progreso-Playas un 26 de diciembre de 1993.

El dolor invadió a la sociedad en general, sobre todo a la hinchada torera que hasta la fecha lo idolatra por sus actuaciones decisivas que representaron logros al cuadro amarillo.

Otra de las glorias del fútbol guayaquileño también falleció producto de un accidente automovilístico registrado en 1993. Jimmy Alfonso Izquierdo Izquierdo, murió a los 32 años, cuando militaba en el Delfín de Manta. Sin embargo, su fallecimiento se registró un año después del siniestro ocurrido cuando viajaba desde Manabí a Guayas. Izquierdo ganó con Barcelona los campeonatos nacionales de 1985, 1987 y 1989.

En mayo de 2004, en cambio, murió el jugador Germán Francisco Panta Mero, de 28 años,
quien integraba las filas de la Liga Deportiva Universitaria de Portoviejo (Serie B). Panta sufrió politraumatismos cráneo-encefálicos, mientras que su compañero, Orfilio Mercado, quedó herido.

En 2005, el país se conmocionó cuando otra figura del fútbol nacional falleció en una carretera del país, Otilino George Tenorio Bastidas. El 7 de mayo de ese año, ‘Otigol’ o ‘Spiderman’, como lo llamaban los hinchas por su alegre manera de celebrar los goles con una máscara del héroe de cómic, murió cuando el vehículo en que viajaba desde Quito a Guayaquil se estrelló frontalmente con un camión cargado de cilindros de gas, en el tramo entre Santo Domingo de los Colorados y Quevedo. El futbolista risueño de 25 años cumplió campañas extraordinarias en Emelec, el equipo que lo vio nacer, y en El Nacional. Con el cuadro azul ganó los campeonatos nacionales del 2001 y del 2002.

La muerte más reciente de un futbolista ecuatoriano, en similares circunstancias, se registró el domingo 22 de diciembre en Esmeraldas. El defensa Édison Realpe falleció cuando el vehículo en el que viajaba se impactó con un poste de energía eléctrica. El jugador, que militó en River Ecuador, ahora Guayaquil City, y en Liga de Quito, visitaba a su familia en la provincia verde.

Una testigo detalló que el auto circulaba desde la ciudad de Esmeraldas hacia el norte a las 07:00. El percance habría ocurrido porque el conductor de este automotor trató de evadir unos montículos de tierra ubicados en la carretera y, por la maniobra, se impactó contra el poste de cemento.

Datos: Realpe tenía 23 años. A su corta edad sumaba dos títulos en la Serie A: Campeonato Ecuatoriano de Fútbol 2018 y la Copa Ecuador 2019. El defensa también estuvo en el grupo de jugadores alineados en los partidos finales de la Liga Pro 2019, que la ganó el Delfín.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí