5 claves para elegir el calzado escolar adecuado

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Ayuda de Memoria

Las instituciones educativas en las regiones de la Sierra y la Amazonía en Ecuador están a días de iniciar un nuevo año lectivo, que, además, retomará la modalidad 100% presencial. En este contexto, cuidar el bienestar de niños y jóvenes es fundamental, siendo los pies un aspecto esencial a considerar, tras un considerable tiempo en casa usando zapatos de descanso y con soporte mínimo. “Sus pies deben adaptarse de manera paulatina a un calzado que brinde estabilidad y suavidad, sobre todo ahora que van a retomar las clases de cultura física, para evitar lesiones, rozaduras en talones, molestias o incomodidad”, explica Jovi Acosta, entrenadora de Reebok.

¿Cómo elegir la opción correcta? Reebok trae una guía completa con las claves para lograrlo. Lo primordial, es conocer el pie de cada persona y buscar el adecuado. Considerando que los niños están en etapa de crecimiento, los zapatos ideales deben cumplir con 3 conceptos: movimiento, estabilidad y confort. A continuación, la experta comparte 5 claves para elegir el calzado ideal partiendo de estos principios:

  • Elegir la talla adecuada: Comprar una o dos tallas más grandes es uno de los errores más comunes que cometen los padres. Lo correcto es que el zapato se amolde al pie y no viceversa. Cuando el pie no está fijo y queda mucho espacio al interior, éste empieza a desarrollar deformaciones o lesiones.

Además, un zapato grande no brinda la estabilidad necesaria al cuerpo y genera incomodidad. Esto debido a que cuando una persona está de pie genera un punto de apoyo en el pie y si está grande se dificulta conseguir la fuerza necesaria. Esto podría afectar al rendimiento escolar, puesto que suele generar dolores de rodillas y columna.

  • Conocer el tipo de pisada: Existen tres tipos de pisada: supinador, pronador y neutro, cada una tiene diferentes características. Lo más recomendable es elegir zapatos considerando esto, ya que los pies en edades escolares son modificables con el tiempo debido al movimiento diario. Los Reebok Royal Complete Clean están equipados con una plantilla extraíble, que permite el uso de piezas ortopédicas, en caso de que el niño se encuentre en un tratamiento para corregir su pisada.

Es importante priorizar a aquellos que tengan la altura indicada y la suela sea la correcta. Esto debido a que el pie funciona a través de receptores, por lo cual si la distancia entre el zapato y el suelo es inadecuada, estos no se activan y las señales de estabilidad, calor y sensación no se transmiten.

  • Tipo de superficie: La superficie define la energía que emplea el pie para moverse, por lo que es necesario buscar un calzado que le permita fluir. Los escolares pasan la mayor parte de su tiempo en pisos de asfalto, concreto u hormigón, los cuales no absorben energía y la devuelven sobre las rodillas o cadera. Esto causa lesiones o serias afectaciones. En este caso, se debe considerar zapatos que amortiguan el impacto y descarguen la energía, como los Classic Leather de Reebok que tiene una entresuela moldeada de EVA para este efecto.

También se debe considerar las actividades extracurriculares. Si los niños tienen contempladas actividades sobre césped, se deberá buscar zapatos que si bien, no tenga gran amortiguación, deben dar estabilidad a través de placas de control. Cuando estén previstas actividades deportivas en tierra, es importante elegir zapatos que tengan mayor agarre y que tengan una altura considerable para mantener la estabilidad.

  • Material: En el mercado existen miles de modelos y de diferentes materiales. Para este regreso a clases, lo indispensable en cuanto a este concepto es encontrar zapatos que tengan la ventilación correcta y que su material no propicie la generación de ampollas. Además, que estén constituidos con materiales flexibles. 
  • Considerar las patologías del pie: El pie en edades infantiles se moldea, por lo que es importante elegir el zapato correcto, considerando las patologías que se pueden generar, las más comunes son:
  • Pie plano: Esta patología, al contrario de lo que se suele creer, no es congénita, sino adquirida. El arco del pie está definido por tendones y músculos. Por lo cual, si un calzado es muy plano o no tiene la forma adecuada, genera este problema, derivando en fuertes dolores.
  • Esguince de tobillo: Son torceduras de tobillo debido a que no se logra una estabilidad correcta.
  • Metatarsalgias: Es una lesión que afecta a la planta del pie cerca de los huesos metatarsianos, debido a que el zapato no permite la movilidad correcta. Esto ocasiona un fuerte dolor y no permite caminar con normalidad.
  • Callosidades: Cuando se generan roces del pie con el zapato, ya sea porque es muy apretado o porque tiene mucho espacio al interior, se generan ampollas o callosidades. Este es un problema que también se da por falta de ventilación del pie. Adicional, es importante considerar la ventilación en el calzando, sobre todo en la región costa.
  • Problemas de columna o mala postura: En edad escolar, estas patologías son muy frecuentes, ya sea por mochilas muy cargadas o porque los  zapatos  no distribuyen el peso adecuadamente.
  • Tendinopatías: Se generan cuando los zapatos producen tensiones y el tendón se inflama. En niños es un problema del crecimiento presente en edad escolar.

Contactos de prensa en Ecuador

Taktikee Consultores de Comunicación

Cristina Álvarez / María Elena Pérez

cristina.alvarez@ttk.ec / mariaelena@ttk.ec

Teléfonos: 2 6002006 /7/8/9 – Celular: 098 087 8864

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí