La muerte del exconcejal Patricio Guaranga ocurrió el pasado 14 de julio de 2019, dos hombres a bordo de una motocicleta le propinaron dos balazos, cuando iba a guardar su vehículo en la casa de su madre.

“Justicia, justicia, justicia para Patricio Guaranga (…) Pena máxima para los responsables”, son algunos de los gritos que se escucharon en las afueras de la Corte Provincial de Justicia de Chimborazo, pues, al interior, en una de las salas de audiencias del edificio, el tribunal encargado del caso de la muerte del exconcejal de Riobamba, Patricio Guaranga, estaba emitiendo su veredicto final.

El tribunal se instaló a las 15h45 de ayer miércoles 12 de agosto, para dar a conocer lo que determinaron los jueces, esto luego de cerca de 14 días de audiencia de juzgamiento, misma que culminó el pasado viernes 07 del mismo mes.

A los familiares, amigos y conocidos del hoy fallecido, les embargaba la incertidumbre por conocer cuál era la decisión de los magistrados; el evento duró cerca de una hora, al final se conoció que los jueces determinaron culpabilidad para los dos procesados (Vinicio R. y William C.), sentenciándolos a 34 años ocho meses de prisión.

“Acogiendo la teoría de esta defensa y de fiscalía, han determinado una pena de 34 años y ocho meses, por ser los responsables de la muerte criminal de Patricio Guaranga Carrillo (…) hemos coadyuvado en que se logre verificar todo el acervo probatorio para que llegue a esta resolución”, indicó el abogado Gustavo García, defensa de la acusación particular.

Además de la pena privativa que deberán cumplir los sentenciados, también se determinó que deben cancelar la cantidad de 302 mil dólares por reparación integral y una multa al estado de 800 salarios básicos unificados.

“Todo lo manifestado por la defensa técnica de los procesados era mentira, hoy se ha conseguido la verdad (…) 130 pruebas judicializadas, las cuales los señores miembros del tribunal penal han tomado en consideración”, explicó Pedro Sisa, abogado defensor de la acusación particular.

En la audiencia de juzgamiento, el fiscal del caso, Mauricio Yánez, demostró que Vinicio R. fue quien ordenó y encargó la muerte del edil, con el objetivo de principalizarse como concejal y tener protagonismo político; y que William C., desde el Centro de Privación de la Libertad de Guayaquil, donde se encontraba recluído, planificó el hecho: contactó a los sicarios, llegando con ellos al acuerdo de precio y pago.

Relató también que la noche del 14 de julio de 2019, la víctima se encontraba en los exteriores del domicilio de su madre, ubicado en el norte de Riobamba, cuando dos hombres que se movilizaban en una motocicleta le dispararon en repetidas ocasiones. Dos proyectiles de arma de fuego lo impactaron en la cabeza, lo que produjo su muerte inmediata.

Fiscalía presentó ante el Tribunal, veintitrés pruebas documentales, cuatro digitales, trece testigos, entre los que se incluyen agentes investigadores de la Dinased, cinco peritos
civiles y dieciocho peritos del Servicio de Medicina Legal y Ciencias Forenses, quienes
sustentaron oralmente alrededor de cuarenta y cinco informes técnicos periciales que
llevaron al Tribunal a tomar la decisión.

Y aunque los sentenciados no son los autores materiales, los abogados de la acusación
particular, afirmaron que se encuentra abierta otra investigación en contra de varias
personas que también habrían participado en el hecho de sangre, que inclusive existiría
hasta tráfico de influencias y se presume que, en este nuevo proceso entrarían quienes
dispararon al exconcejal, sin embargo, uno de ellos ya habría sido asesinado meses atrás.

Con lágrimas que recorrían por su rostro, la viuda, Marlene Ramos, agradeció el trabajo de
Fiscalía, Dinased y a todos quienes aportaron para las investigaciones, aseguró que aquí
prevaleció la justicia y espera que con esto su marido pueda descansar en paz, aunque
aquí no ha terminado su lucha.

“No puedo decir que estoy en paz ni tranquila, porque realmente todo el esfuerzo que he
hecho no representa que Patricio Guaranga va a volver, pero sé que estas personas que
cometieron este delito son un peligro para la sociedad, por ello es que deben estar
recluidos en la cárcel (…) como esposa he cumplido y seguiré hasta las últimas instancias”,
expresó Ramos.

Se espera conocer si la defensa de los procesados apelan a la decisión del tribunal, pues,
aún quedan dos instancias, el recurso de apelación y la casación.

Datos: El delito de sicariato está tipificado en el artículo 143 del Código Orgánico Integral
Penal (COIP) y aunque determina una sanción de veintidós a veintiséis años, su sentencia
se aumentó, por la aplicación de las circunstancias agravantes del artículo 47, del mismo
cuerpo legal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.