La Federación Internacional de Atletismo, conocida anteriormente como IAAF y ahora
como World Athletics, ha anunciado este viernes 31 de enero, la prohibición del uso de un
prototipo de zapatos deportivos. Esto después de la polémica generada por los modelos de
una marca reconocida internacionalmente, con la que algunos corredores han batido récord
en pruebas de carrera recientemente.

World Athletics tomó la decisión, según el comunicado donde recoge el cambio en su
reglamento, “para proporcionar una mayor claridad a los atletas y fabricantes de
calzado de todo el mundo y para proteger la integridad del deporte”.

La principal novedad es que se impone una serie de restricciones que afectan al grosor de
la suela (40 milímetros máximo) y al uso de placas rígidas (de cualquier material).
Además, desde el 30 de abril de 2020, cualquier zapato debe haber estado disponible para
su compra por cualquier atleta en el mercado minorista cuatro meses antes de que pueda usarse en competición. Si no, se considerará un prototipo y no se podrá usar.

El pasado octubre el keniano Eliud Kipchoge se convirtió en el primer hombre en correr en menos de dos horas un maratón. Aunque se trató de una prueba no homologable, y su compatriota Brigid Kosgei batió el récord del mundo femenino de maratón, los dos utilizaron prototipos similares de la misma marca de zapatillas deportivas.

Diversos analistas encuadraron el uso de estos modelos que confieren una ventaja al atleta con una especie de efecto rebote como un ejemplo del denominado dopaje tecnológico, al que se refirió en una entrevista con Ricyde hace una semana, Yannis Pitsiladis, profesor de la Universidad de Brighton (Reino Unido).

En la misma entrevista, el experto afirmó que, si World Athletics no hacía nada con el problema, “la consecuencia sería una carrera entre los fabricantes en el lugar de una carrera entre los atletas”.

Por otro lado, la nueva normativa sí permitirá cualquier zapatilla personalizada por razones estéticas o por razones médicas para adaptarse a las características del pie de un atleta en particular.

La modificación solo afecta a los atletas que compiten con ficha federativa en pruebas oficiales, sin condicionar, a priori, las zapatillas de los atletas aficionados, aunque estos podrían ser también descalificados si el juez de una carrera oficial entiende que está incumpliendo la referida normativa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.