Diálogo: quedan cinco días de plazo para cerrar cuatro mesas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

POLÍTICA

Los 90 días de plazo para buscar acuerdos entre el Ejecutivo y las agrupaciones, que lideraron el paro de junio, terminan esta semana.

Reunión de la mesa de diálogo de derechos laborales, el 7 de octubre de 2022. / Primicias ec

El viernes está previsto un cierre simbólico. Aunque la dirigencia indígena sostenga lo contrario, las mesas de diálogo entre el gobierno del presidente Guillermo Lasso y la Conaie, Feine y Fenocin llegarán a su fin con decenas de acuerdos alcanzados, al menos sobre papel. El plazo de 90 días, acordado con la firma del acuerdo de paz y después de 18 días de paro nacional, vence este 12 de octubre. Pero las partes decidieron cerrar el proceso el 14 de octubre.

En Quito, el Ejecutivo y las agrupaciones indígenas y campesinas firmarán un acta final de acuerdos. Así lo decidió la mesa de coordinación reunida en la sede de la Conferencia Episcopal (CEE).

Hasta el viernes 7 de octubre había seis mesas de diálogo que lograron sellar acuerdos firmados: Banca pública y privada, energía y recursos naturales, fomento productivo, control de precios, seguridad y justicia Y Derechos colectivos Ese mismo día, las mesas de educación superior y de salud mantuvieron reuniones, pero todavía no concluyen su trabajo. Mientras que la de derechos laborales apenas se instaló.

La primera en instalarse, sobre la focalización de los subsidios a los combustibles, sigue sin llegar a ninguna conclusión y sesionará por última vez el jueves. Se espera que estas cuatro mesas restantes firmen sus respectivas actas de cierre en el transcurso de la semana.

Los puntos rojos

Las primeras seis mesas en cerrar alcanzaron 87 acuerdos firmados. De ellos, 54 se concentran en cinco mesas. Y la lista más grande está en la mesa de seguridad y justicia, con 33 puntos pactados a los que el Gobierno ofrece respuesta. Sin embargo, la dirigencia indígena no está satisfecha, porque hay acuerdos firmados que no se han ejecutado y puntos álgidos que no han tenido respuesta. Por ejemplo, acusan al Ejecutivo de incumplir el control de precios, que sigue afectando a los pequeños productores. También, pese al rápido cierre de la mesa de banca, las quejas por los montos de condonación permanecen. En cuanto a las líneas rojas, hay dos temas en los que el Ejecutivo ha dejado claro que no dará su brazo a torcer: una focalización de subsidios y la reparación integral de las víctimas heridas o mortales en los paros nacionales. Tanto el ministro de Transporte, Darío Herrera, como los dirigentes de la Conaie, Feine y Fenocin, saben que el tema más complejo es el de los combustibles. Y este ha sido la principal bandera en las dos últimas movilizaciones. / Primicias ec

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí