Ecuador plantea estrategia antidrogas, aunque EE.UU. aún no se suma

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

POLÍTICA

La Estrategia por la Seguridad y la Paz es la apuesta del Gobierno para combatir al narcotráfico. Las autoridades buscan el apoyo de Estados Unidos. Diego Ordóñez, secretario de seguridad del Estado, habló sobre la propuesta de lucha contra el narcotráfico y sus alcances. Además, el funcionario explicó las preguntas planteadas en el referendo constitucional que forman parte de la misma. A propósito de la visita de la general Laura Richardson, Ecuador presentó la Estrategia para la Seguridad y la Paz.

Diego Ordóñez, secretario de Seguridad del Estado, durante una entrevista, el 14 de septiembre de 2022. /  Primicias ec

¿En qué consiste?

El Gobierno tomó una decisión histórica y no se le ha dado el suficiente valor en la evaluación de lo que se hace respecto a la estrategia de seguridad: declarar al narcotráfico y al crimen organizado como una amenaza a la estabilidad del Estado. Esto es fundamental porque ya no solo es una categoría delincuencial, ya no es solo un delito. En lo delictual la Policía interviene. Ahora tiene que ver con la estabilidad misma del Estado y en este momento las Fuerza Armadas entran como actor en una estrategia de defensa.

¿Por qué es importante la inclusión de las Fuerzas Armadas?

 Porque permite que el Estado ecuatoriano, a través de las Fuerzas Armadas y Policía, tenga una estrategia conjunta que combina capacidades y competencias para lograr más eficiencia en el combate al crimen organizado.

 ¿Qué abarca la Estrategia para la Seguridad y la Paz?

Es un plan que incorpora estas dos competencias (Policía y Fuerzas Armadas). No desde el punto de vista de combinación para efectos de militarizar la lucha antidrogas, sino en el sentido de usar capacidades en la identificación del enemigo. Es decir: cómo opera, cómo funciona, cuáles son sus rutas, cómo ingresa y cómo sale la droga del Ecuador, cómo se riega el dinero, cómo se alimentan las redes criminales.

¿En qué beneficiará al Estado tener esta información?

 Esa base de conocimiento es la plataforma de trabajo fundamental en la que se asienta una estrategia de defensa. Porque si usted no tiene identificado el enemigo, mediante una estructura de inteligencia del Estado, difícilmente va a ser eficiente. Entonces, esta articulación parte del hecho de vincular a las Fuerzas Armadas con la Policía en un enfoque: una guerra de inteligencia, no una guerra militar.

¿Cómo se construyó esta Estrategia?

La venimos trabajando desde hace seis meses y parte de que la inteligencia es la fuerza de toda estrategia. Tenemos que identificar el funcionamiento del crimen organizado con operadores de violencia y económicos, además de otros como jueces, políticos, policías y militares.

¿Cuál es el rol de Estados Unidos en esta Estrategia?

Hay una convocatoria que el presidente Guillermo Lasso se la hizo al presidente Joe Biden y también la hemos hecho por varios contactos. Tanto a través del ministro de Defensa, Luis Lara, que se reunió con el secretario de Defensa de Estados Unidos. La embajadora del Ecuador en Washington (Ivonne Baki) tiene una actividad muy intensa en cuanto a promover al interior del Departamento de Estado y del Senado esta preocupación que tiene Ecuador sobre el combate del narcotráfico. El encuentro de ayer con la general Laura Richardson está dentro de esta secuencia. / Pirmicias ec.
 
 
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí