Justicia indígena, purificar más que castigar

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

De forma práctica, líderes comunitarios explicaron detalladamente a estudiantes secundarios y funcionarios públicos, sobre  la justicia indígena, su aplicación y sanciones. Así también se expuso sobre la medicina ancestral y saberes en el encuentro.

Con el objetivo de promover el diálogo intercultural en sus múltiples dimensiones, este martes 8 de mayo, en los patios de la Gobernación de Chimborazo, se realizó el Encuentro Intercultural: “Diálogo de Saberes y Conocimientos para la Seguridad Ciudadana Comunitaria”; evento que convocó a autoridades del Ministerio del Interior, Concejo de la Judicatura, estudiantes secundarios y Brigadistas de Seguridad Comunitaria de Columbe.

En el encuentro se expuso temas relacionados a las políticas de salud de los pueblos y nacionalidades, pero además su estructura judicial, para la solución de sus conflictos y delitos internos basados en la “justicia indígena”. En el artículo 1 de la Constitución se reconoce al Ecuador constitucional de derecho y justicia, intercultural y plurinacional, lo que permite valorar y respetar la diversidad entre culturas y nacionalidades.

Para profundizar en el tema, Manuel Gualán, presidente de los Brigadistas de Seguridad Ciudadana de Columbe, paso a paso explicó la aplicación de la justicia indígena, sus elementos y personajes que giran en torno a esta práctica ancestral, mediante una demostración que fue parte del evento.

Gualán explicó que la justicia indígena consiste en la “rectificación” de un individuo cuando este comete actos contrarios a los principios de la Pachamama: el Ama Qhella, el Ama Llulla, el Ama Suwa (no ser ocioso, no mentir y no robar): “Es una armonización para nuestros pueblos y nacionalidades”.

En el proceso de administración de justicia participan líderes de cada jurisdicción indígena, y se suman además personajes de toda la comunidad como: el Diácono de la Iglesia, el Consejo de Mujeres y Ansíanos, el Pastor, el justiciero, quienes conocen y resuelven los conflictos.

Además, se cumple un debido proceso que inicia con: la Willana (la denuncia), Tapuna (proceso de investigación), Chimbapurana (confrontación entre el acusado y el acusador); Kishpichina (la sentencia) y la Paktachina (ejecución de la pena).

Las autoridades una vez que resuelven el hecho, leen a viva voz la resolución ante la comunidad. Gualán explicó que el ritual de corrección, incluye baños de agua fría, juetazos y purificación con plantas medicinales como la ortiga, que es considerada como una planta medicinal que purifica la sangre, como comúnmente se dice dentro de las comunas.

CRITERIOS:

Luis Vallejo, juez multicompetente de Guamote, indicó que la justifica indígena en este punto de la provincia, ha contribuido a la administración de la justicia: “los casos de hurto y robo son contadísimos, hablamos de aproximadamente de cuatro a cinco al año”. (12)

Para los pueblos indígenas no son sanciones de castigo sino de purificación o rectificación. Los taitas o ancianos, juegan un papel importante en mantener el orden y armonía en su comunidad en general. (12)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí