Libertad de expresión

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Por: José Alvear

Ese derecho a comunicarnos y expresarnos libremente sabiendo que el hecho de pensar distinto no te hace ni bueno ni malo, simplemente te hace diferente, se llama libertad de expresión y quién mejor que nadie para salvaguardar estas garantías que los medios de comunicación.

Es que la libertad de expresión es un derecho fundamental dentro del marco de una sociedad justa y abierta donde todos somos iguales.

En el último tiempo notamos un cierto síntoma de intolerancia del Gobierno del “Nuevo Ecuador” cuando se discrepa con sus lineamientos o visión política.

¿Dónde quedaron los ofrecimientos de ser el Gobierno “anti-nada”?

Semanas atrás fuimos testigos de un programa que se levantaba del aire en el conocido canal RTU. En dicho programa sus periodistas se quejaron con algo de sarcasmo y malestar que nuestro joven Presidente no había tolerado una crítica a sus zapatos.

Hoy, bajo el argumento de “actos que atentan contra la seguridad pública y la estructura del Estado”, la Cancillería le revocó la visa permanente a otra periodista bajo el argumento de que esta decisión se toma respaldada en archivos aún confidenciales. Al final nos empieza a despertar ese fantasma que rondaba en la época del correísmo, cuando todo aquel que discrepaba con el “mandamás” de turno sufría consecuencias.

El momento que vive el país exige a quienes administran sus recursos y dirigen los destinos de los ecuatorianos dejar la estrategia de las “bombas de humo” o del “miedo”, para distraer la atención a una verdad irrefutable, la poca gestión exitosa en cuanto a seguridad, generación de empleo o incluso enfrentar a las mafias que tienen en jaque a este Ecuador hoy iluminado con velas.

No olvidemos que los medios de comunicación son los únicos que garantizan a los ciudadanos la verdad de los hechos y el sentir de sus ciudadanos.

Nuevamente se ve amenazada la libertad y esta vez a través de la censura.

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y expresión.

¡Por menos censura, más libertad!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email