Párroco de Penipe solicita apoyo para culminar con la construcción del Hospice

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

PENIPE.-

Jaime Álvarez Benjumea, párroco del cantón Penipe, ha dedicado aproximadamente 50 años a liderar proyectos de ayuda social que han transformado la comunidad local y han sido reconocidos a nivel internacional. Con un enfoque en el desarrollo humano y económico, Álvarez Benjumea ha trabajado incansablemente para mejorar la calidad de vida de los habitantes de Penipe, convirtiendo al cantón en un faro de solidaridad.

Jaime Álvarez Benjumea, párroco del cantón Penipe.

Los proyectos impulsados por Álvarez Benjumea, siempre con el apoyo de la comunidad, han sido ejemplo de cómo la colaboración y el compromiso pueden generar cambios significativos. Bajo su liderazgo, Penipe ha sido apodado “El Pueblo de la Solidaridad”, un testimonio del espíritu acogedor del cantón, que ha dado refugio y apoyo a personas necesitadas de todo el país.

En su afán por seguir ayudando y brindando apoyo espiritual, el padre Jaime está trabajando en la construcción de un Hospice, un espacio destinado a ser un lugar de transición y encuentro con Dios en la etapa final de su vida. Este proyecto, actualmente en fase de construcción, representa una nueva oportunidad para que la comunidad de Penipe demuestre una vez más su espíritu de unidad y cooperación.

Para la culminación de este importante proyecto, el padre Jaime Álvarez Benjumea ha hecho un llamado a la unión y al aporte de todos los miembros de la comunidad, así como de personas y organizaciones que puedan contribuir. Con su trayectoria de medio siglo de servicio, el párroco confía en que juntos podrán crear un espacio que no solo brinde cuidado y consuelo, sino que también fortalezca los lazos de solidaridad y fe que han definido a Penipe durante todos estos años.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email