Tips para conducir de forma segura en condiciones adversas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

RECOMENDACIONES

Las condiciones adversas a la hora de conducir aumentan el riesgo de accidentes de tránsito en diferentes niveles. La lluvia intensa, por ejemplo, incrementa en un 34% los accidentes de acuerdo con un estudio de Estados Unidos.

Por otro lado, las cifras de accidentes de tránsito también revelan la incidencia que tiene el ambiente. En lo que va de este año, se han registrado 190 accidentes de tránsito ocasionados por condiciones atmosféricas, generando 120 lesionados y 23 fallecidos en el lugar. En 2022, fueron 274 accidentes, ocasionando 152 lesionados y 32 fallecidos.

En este contexto, Bladimir Vasquez, Gerente Nacional de Servicios de Teojama Comercial, comparte recomendaciones para conducir de manera segura cuando se presenten condiciones adversas como: lluvia, neblina, curvas, lodo, ripio, entre otros.

Tips para una conducción segura según la condición adversa:

  • Lluvia: Lo más recomendable es disminuir la velocidad, ya que esto brinda mayor tiempo de reacción y/o maniobrabilidad. También es importante tomar la distancia adecuada para cualquier tipo de maniobra de emergencia o frenado de emergencia.
  • Curvas: Tomar las curvas a velocidad adecuada es lo más importante, además, mirar siempre si la curva tiene peralte, caso contrario disminuir aún más la velocidad.
  • Neblina: Mantener una distancia adecuada frente al vehículo delantero; activar los neblineros en caso de tenerlos, también funciona encender las luces intermitentes para evidenciar la presencia del vehículo y seguir la línea blanca de la vía. “En caso de no contar con una línea guía, lo más aconsejable es no conducir si la niebla es demasiado espesa, estacionarse en una zona segura”, señala el experto de Teojama Comercial.
  • Tráfico: Tomar la distancia adecuada, bajar la velocidad y estar pendiente del freno de emergencia.
  • Calle con baches: Disminuir la velocidad y no realizar giros bruscos.
  • Viento: Mantener la velocidad adecuada.
  • Nieve: En caso de nieve o de granizo, es recomendable bajar la velocidad y en casos de hielo en la calzada es mejor esperar que esta se derrita, ya que se pierde toda la tracción con el piso.

Maniobras y prácticas claves en condiciones adversas:

  • Distancia adecuada: Para determinar cuál es la distancia adecuada se puede realizar el siguiente ejercicio: tomar un punto de referencia y contar en la mente 3 segundos. Esa es la distancia que permitirá poder realizar cualquier acción de emergencia.
  • Verificar regularmente las condiciones y el desgaste de los neumáticos: Los neumáticos y sistema de dirección son los que ayudan a la adherencia y maniobrabilidad del vehículo, por lo que estos elementos y sistema deben ser revisados periódicamente y mantenerlos en los estándares definidos por cada fabricante.
  • Reducir la velocidad: Esta práctica es clave, ya que permite tener un mayor margen de reacción.
  • Usar los limpiaparabrisas y encender las luces intermitentes: Esto es muy importante, sobre todo para mejorar la visibilidad, sin embargo, si la lluvia o la niebla es muy fuerte, lo mejor es detenerse.
  • Usar los frenos de forma adecuada: Sobre todo en bajadas, ya que se puede producir un sobrecalentamiento de los elementos y perder el frenado. En el caso de los vehículos que cuentan con otros tipos de freno, lo ideal es usarlos.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email