Al nuevo ministro de Finanzas le esperan USD 2.767 millones en atrasos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

El aumento del precio del petróleo y los mayores ingresos tributarios dan cierta holgura, pero se proyecta que habrá un déficit público de 3,3% del PIB en 2022.

Ministro de finanzas
Pablo Arosemena, fue posesionado luego de la renuncia de cuatro ministros, posterior al paro nacional y los acuerdos entre el gobierno y la Conaie.

Tributarios dan cierta holgura, pero se proyecta que habrá un déficit público de 3,3% del PIB en 2022.

El nuevo ministro de Economía y Finanzas, Pablo Arosemena, asumió el cargo con la promesa de ponerse al día en los pagos atrasados del Estado con sus proveedores, con los gobiernos seccionales y con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). No se trata de una cuenta menor, pues a junio de 2022 estos atrasos sumaban USD 2.767 millones o el equivalente al 2,4% del total de la economía ecuatoriana. Más de la mitad de los pagos atrasados, unos USD 1.527 millones, corresponden a la deuda del Estado con el IESS por el aporte público de 40% para el pago de pensiones de jubilación.

Arosemena también se ha comprometido a aumentar el gasto en obra pública, para reactivar la economía, para lo que tendrá que mover la ejecución presupuestaria. Entre enero y junio el Estado ha gastado solo el 12% del presupuesto para inversión previsto en 2022. El presupuesto de inversión es de USD 3.130 millones, de los que se han ejecutado apenas USD 368 millones en la primera mitad de 2022. Hasta ahora el ritmo de gasto en educación y salud ha sido lento. Entre enero y junio de 2022, el Gobierno transfirió USD 3.190 millones para ambos sectores.

Lo anterior significa una ejecución de 39% frente a lo previsto para todo el año, que son USD 8.248 millones. Aumento el gasto social, pero con orden, es uno de los ejes del plan que promete implementar el Ministerio de Finanzas. Parte de esos recursos se destinarán a atender las exigencias de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), que constan en los acuerdos que pusieron fin al paro nacional, que inició el 13 de junio. Además, el Gobierno tiene que financiar el alza de salarios para los maestros del sector público, que asciende a USD 450 millones al año.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí