El jueves 30 de julio, se realizó un operativo de control interinstitucional con la colaboración de la Gobernación de Chimborazo, Policía Nacional, Agentes Civiles de Tránsito y de Control Municipal, en el sector de la Media Luna vía Lican, con el objetivo de verificar que se cumpla con todas las medidas de bioseguridad para salvaguardar la salud de todos los ciudadanos.

Se controló la informalidad, revisión de patentes, permisos municipales, uso correcto de mascarillas y que los locales comerciales cumplan con todas las medidas de seguridad sanitaria. Los establecimientos deberán reducir el aforo en un 50%, contar con pediluvio, tener gel o alcohol para los clientes y mantener el distanciamiento físico.

“Gracias al apoyo que nos brinda el Municipio de Riobamba, se ha visitado los locales comerciales donde se pudo verificar que se cumple en un 80% con todas las normativas de bioseguridad para poder disminuir el contagio del COVID-19. Es un trabajo mancomunado que necesita ser fortalecido no solo por las autoridades, sino también por la ciudadanía, ya que ellos son los actores principales para disminuir los contagios en nuestra ciudad”, indicó Diego López, Teniente Político de la parroquia Licán.

“Lo que se está controlando en los locales comerciales es el cumplimiento de los protocolos
de bioseguridad que son de carácter obligatorio, para que de esta manera puedan atender
a sus clientes; también se controló el correcto uso de mascarilla y la utilización del espacio
en la vía pública”, manifestó Julio Guadalupe, Agente de Control Municipal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.