Hace 50 años llegó la televisión a Riobamba

1
573

La televisión, el mayor entretenimiento de masas a nivel mundial, llegó a Riobamba hace exactamente 50 años. Fue un sábado 27 de diciembre de 1969, cuando las ondas de Telecentro y Canal 10 de la ciudad de Guayaquil irrumpieron en la Sultana de los Andes. Ese día, Riobamba se incorporó a la era electrónica.

Un preludio de este importante suceso fue el ensayo de una transmisión en circuito cerrado que se efectuó en los estudios de Radio Plus-Ultra, emisora ubicada en la planta baja del Colegio Nacional Maldonado. Telecentro, Canal 10, que había sido fundado en mayo de ese mismo año por el empresario Ismael Pérez Perasso ejecutivo de diario El Universo de la ciudad de Guayaquil, se propuso llegar con su señal a todo el Ecuador. Efectivamente, se montó una antena repetidora en la ciudad, y Riobamba se incorporó a este fenómeno universal que cambió para siempre nuestro modo de ver la vida.

“Un pequeño lujo en sus inicios, los pocos televisores, marca Nivico o Telefunken, se exhibían con orgullo en medio de la sala de contadas familias. Recuerdo que entre mis vecinos solamente uno de ellos tenía televisor y a su casa acudíamos todos los chicos del barrio. Cuando el dueño estaba de buen humor nos permitía pasar a la sala, de lo contrario, simplemente corría la cortina de la sala y nos contentábamos observando la televisión desde afuera”, comentó el cronista Edwin Chávez Medina.

Inolvidables o mejor dicho inevitables, los programas que nos tocó ver en los inicios de la televisión en la ciudad, muchos de ustedes recordarán sin duda las series que disfrutamos entonces: “El Robot Gigante”, “Revólver a la Orden”, “Marcado”, “El Topo Gigio”, “La familia Monster”, “Jim West” o programas nacionales como “El Show de Pepe Parra y sus Chicas a Go-gó”, “Chispazos” con Lucho Gálvez y Luzmila Nicolalde y “Puerta a la Fama”. En cambio, nuestras madres y hermanas suspiraban y sufrían con la maratónica telenovela peruana “Simplemente María”. (16)

 

1 COMENTARIO

  1. Como Riobambeño me dio verguenza ajena ver en estos dias como conductor de un programa de un canal local a un ex alcalde que estuvo preso y sabemos que no ha devuelto todavia todo lo robado en su administracion. La calidad moral para presentarse en un medio es un pilar que deberia ser medido por el estado para seguir permitiendo tener frecuencias, esto denota que mi Rio amada ademas de ser una ciudad mal tenida y administrada tiene medios que auspician a este tipo de personajes quebtanto daño le han hecho a la ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.