La falta de acceso a Internet amplifica la desigualdad

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Cualquier estudiante que no tenga acceso a Internet en la actualidad está condenado a vivir en el subdesarrollo. Esto aplica a cualquier nación en el planeta y Ecuador no es la excepción. Incluso dentro del país hay grandes diferencias o brechas entre estudiantes, las cuales se están ampliado debido al confinamiento por la pandemia.

En zonas rurales del Ecuador aún se observa a niños y niñas que están a la ‘caza’ de una señal de Internet para recibir las tareas escolares en los teléfonos celulares de sus padres. Un dispositivo debe compartirse entre varios hermanos en edad escolar.

También se repiten las historias de padres que deben viajar varias horas a recibir instrucciones y materiales para las tareas de sus hijos, ya que las escuelas todavía están cerradas.

No hay duda de que el aprendizaje educativo en medio de estas limitaciones es mínimo o nulo, lo cual también puede explicar el aumento de niños y niñas que dejan los estudios.

Un reportaje publicado por este Diario el domingo pasado revela que la penetración de Internet fijo apenas alcanza el 54,66% en el país. Y el 14,47% de las parroquias del país no tienen acceso a Internet fijo, lo cual hace impensable recibir clases por Zoom.

Por eso, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) pidió a los gobiernos de todo el mundo hacer todo lo posible para mantener las escuelas abiertas a pesar del alto número de contagios de covid-19. “No hay excusas, mantengan las escuelas abiertas, los niños no pueden esperar”, dijo en tono dramático la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, quien teme daños irreversibles en el aprendizaje de niños y niñas.

La reducción de la brecha digital es una urgencia que data de algunos años en el mundo, al punto que es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con el fin de garantizar el acceso igualitario a la información y el conocimiento.

Ahora, el acceso a Internet es solo el primer paso. Paralelamente, se necesitan políticas para abaratar el costo de acceso a la Red, subsidiar equipos a personas de bajos recursos y capacitar a maestros y estudiantes sobre las nuevas tecnologías.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí