Las sospechas de presunta corrupción en Cotopaxi vienen desde 2014

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

POLÍTICA

Delincuencia organizada, concusión, testaferrismo y enriquecimiento ilícito son algunos de los delitos que se investigan alrededor de la Prefectura de Jorge Guamán. Él se defenderá en libertad, los demás procesados seguirán detenidos.

Momento de la detención del prefecto de Cotopaxi, Jorge Guamán, la madrugada del 28 de julio de 2022. (Primicias ec)

Las primeras horas del 28 de julio de 2022 fueron intensas en Cotopaxi. La Fiscalía y la Policía Nacional ejecutaron más de 30 allanamientos y nueve detenciones como parte del operativo Depuración I. A la cabeza de los apresados aparece Jorge Guamán, prefecto de Cotopaxi. Guamán está en el cargo desde 2014. En ambas elecciones llegó a la dignidad bajo la bandera política de Pachakutik (PK), representante político de los indígenas. Primero en alianza con el Movimiento Popular Democrático (MPD) y, luego, con Unidad Popular (UP).

Según la información que maneja la Policía, desde 2014 opera una “estructura delictiva conformada por altos funcionarios públicos, familiares, empresarios y amigos”. Esa estructura estaría liderada por Guamán y por Byron Cárdenas, alcalde de Latacunga, también de las filas de PK. Cárdenas no fue detenido. Pero, la Fiscalía allanó las instalaciones de la Alcaldía.

El funcionario dijo que ha prestado toda la colaboración a los agentes, entregando documentación requerida, sobre todo, referente a las contrataciones. Las primeras investigaciones apuntan a varios posibles delitos como: Delincuencia organizada Concusión Testaferrismo Enriquecimiento ilícito Enriquecimiento privado no justificado Tráfico de influencias.

El modo de operar de esta supuesta estructura delictiva incluiría el direccionamiento en la adjudicación de contratos y el cobro de dinero a cambio de cargos públicos, utilizando a terceras personas para ocultar los incrementos patrimoniales. La información policial a la que PRIMICIAS tuvo acceso detalla que la supuesta estructura delincuencial estaría conformada, principalmente, por familiares y amigos cercanos al prefecto Guamán. Sus primeras operaciones habrían empezado en la primera campaña electoral del político indígena, en 2014. En ese proceso, Guamán habría recibido logística y recursos económicos por parte personas que, posteriormente, llegaron a ocupar altos cargos en el Gobierno Provincial.

Fuente: Primicias ec

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí