Nulidad del caso Singue abre la puerta para libertad de Jorge Glas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

CORRUPCIÓN

Un juez deberá decidir si el ex vicepresidente, Jorge Glas, ya es candidato para la prelibertad. Dependerá de qué legislación se aplique.

Jorge Glas saluda con sus simpatizantes, en los exteriores de la Cárcel de Latacunga, el 10 de abril de 2022. / Primicias ec

Luego de que un Tribunal de la Corte Nacional de Justicia declarase nulo todo lo actuado en el proceso judicial del caso Singue, la sentencia contra Jorge Glas y otras siete personas quedó insubsistente. De esta manera, el exvicepresidente del correísmo queda únicamente con dos sentencias en firme: Seis años de cárcel por asociación ilícita en el caso Odebrecht. Ocho años de cárcel por cohecho en el caso Sobornos. Las penas de Glas suman 14 años. Dependerá de un juez decidir cómo se computan y cuánto tiempo debe cumplir en prisión antes de acceder al beneficio de la prelibertad. Paulina Araujo, abogada penalista, explica que en este caso hay dos lecturas: Por un lado, se podría considerar que como Glas fue juzgado con base en el Código Penal derogado, en la ejecución y cómputo de las penas se debería aplicar la misma norma. Según el código derogado, cuando una persona tiene más de una pena, actúa el principio de absorción. Es decir, la condena más larga absorbe a la más corta. En este caso, Glas solo debería cumplir los ocho años por el caso Sobornos. La otra alternativa es que, como las sentencias se dieron cuando ya estaba en vigencia el Código Orgánico Integral Penal (COIP), para la ejecución debería aplicarse esta norma. Según esta norma, las penas se acumulan hasta el doble de la pena mayor. Es decir, Glas debería cumplir los 14 años completos. En este escenario, la defensa de Glas deberá plantear un recurso de unificación de penas y el juez que asuma la causa debe determinar el cómputo final. En noviembre de 2021 y en enero de 2022, Glas ya interpuso ese recurso, pero en ambas ocasiones le fue negado porque estaba de por medio la sentencia del caso Singue. Ahora, sin ese proceso activo, el camino se abriría. Glas está preso desde octubre de 2017. Entre abril y mayo de 2022, con base en un habeas corpus que luego fue anulado, estuvo 40 días en libertad. / Primicias ec

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí